La política del nombre de usuario en facebook

Hace unos días facebook anunció un cambio importante en la manera de acceder a los perfiles. En vez de utilizar direcciones con complicados números, propone un cambio hacia caracteres más “recordables”. Al igual que la mayoría de los servicios web, en vez de ser id=7583905 (como un preso o un trámite en la seguridad social), pues un elegante y más humano /nickname. Tal que así:

Nombre de usuario en facebook

Sabiendo lo que hay (facebook es una red con demasiados usuarios en línea) programó horas distintas según país para abrir el sistema y que la gente lo haga de forma ordenada y civilizada.

Hasta ahí nada que quite el sueño. Aquellos que tuvieran nombres de usuario más complicados, como “maria” o “jose” habrán madrugado con mayor o menor suerte. Y aunque no es realmente santo de mi devoción, hice lo propio a una hora prudente, sin agobios, solo con el plan de fortalezar mi marca personal de usuario. En fin, misión cumplida, y a vivir.

Cuando me puse ante el formulario imaginé una pequeña fiebre similar al registro de los dominios. Visualicé a los típicos listillos registrando nombres de empesas, con el turbio objetivo de venderlo después o simplemente chulear por ahí de haberlos pillado en su día. Como aquel colega que en la prehistoria de la red había registrado internet.com.ar.

No por los nombres de usuario, que al final facebook los trata como personas, sino a la función de ponerle nombres recordables a las “páginas” de facebook. Hace unos meses facebook cambió su estrategia de “grupos”, promoviendo a las empresas que monten “páginas” en su red social.

Primero pensé en mi empresa, que no sería la primera vez que me pierdo nombres de usuario por ser tan… común. Primate. Y fui rápido a crear la página de primate (que no existía) y asignarle el nombre. Justo en este momento, y aunque siempre esté criticando a los facebook, es donde me quito el sombrero ante esta política de nombre de usuario de página. Atención al aviso:

paginafacebook

Simplemente genial, por varios motivos

  • Evita la especulación, el crear páginas porque sí, hechas por usuarios que luego querrán vender el nombre o hacerse con nombres ajenos.
  • Asegura contenido de calidad para su red. Tener una página de 1.000 fans no es fácil, y aquel que la tenga es porque ofrece “algo” a la comunidad.
  • Respeta a “los de toda la vida”. No solo “1,000 fans”, sino la marca de tiempo: antes del 31 de mayo. Si mi página cumpliera esas condiciones, realmente me sentiría arropado por facebook.
  • Anima a las páginas existentes, o las recientemente creadas a buscarse la vida para llegar a 1.000 fans antes que sus competidores

Insisto: genial. Todo esto se traduce en tráfico, en un posicionamiento comercial fiable para facebook. Aprovecha el buzz del lanzamiento de la campaña nombre de usuario (se empiezan a ver cifras importantes de participación) y nos recuerda sus sistema de páginas para empresa. Tengo a primate en muchas redes, y facebook era el pendiente de tipo “ya lo haré algún día”. Y que estoy haciendo en este momento? cargando contenido a lo loco en la página facebook de Primate! 🙂

Esta entrada fue publicada en empresas, medios, social media, web 2.0 y clasificada en . Ir al permalink.Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.

Anuncios

2 Trackbacks

  1. […] Vía | Primateblog Entradas relacionadas: […]

  2. […] de “fans” (perdón, de “gente que gusta de”) puede que se dispare. Si antes llegar a los mil para las páginas pequeñas era un desafío, es probable que ahora no sea tan cuesta […]

  • Buscador

Anuncios